Sermones etiquetados con ‘Audio’

110 of 132 artículos

13 – La generosidad cristiana – (Serie: Filipenses)

por

[Filipenses 4:14-18] Sin embargo, bien hicisteis en participar conmigo en mi tribulación. Y sabéis también vosotros, oh filipenses, que al principio de la predicación del evangelio, cuando partí de Macedonia, ninguna iglesia participó conmigo en razón de dar y recibir, sino vosotros solos; pues aun a Tesalónica me enviasteis una y otra vez para mis […]

30 – Andando en el espíritu – ( Serie Galatas)

por
Segunda Epístola a los Corintios

[Gálatas 5:23-26]  Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos.Si vivimos por el Espíritu, andemos también por el Espíritu. No nos hagamos vanagloriosos, irritándonos unos a otros, envidiándonos […]

29 – Guiados por el espíritu – (Serie: Gálatas)

por
Segunda Epístola a los Corintios

[Gálatas 5:16-21] Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne. Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis. Pero si sois guiados por el Espíritu, no […]

28 – La ley cumplida por el amor – (Serie: Gálatas)

por
Segunda Epístola a los Corintios

[Gálatas 5:13-15] Porque vosotros, hermanos, a libertad fuisteis llamados; solamente que no uséis la libertad como ocasión para la carne, sino servíos por amor los unos a los otros.  Porque toda la ley en esta sola palabra se cumple: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Pero si os mordéis y os coméis unos a otros, […]

27 – Los falsos maestros – (Serie:Gálatas)

por
Segunda Epístola a los Corintios

[Gálatas 5:7-12] Vosotros corríais bien; ¿quién os estorbó para no obedecer a la verdad? Esta persuasión no procede de aquel que os llama. Un poco de levadura leuda toda la masa. Yo confío respecto de vosotros en el Señor, que no pensaréis de otro modo; mas el que os perturba llevará la sentencia, quienquiera que […]